Misión
Nuestro Centro Educativo Murialdino se concibe, por tanto, como un lugar de diálogo, de reflexión compartida, de estimulación mutua desde el cual se observa y estudia la realidad. Se busca el desarrollo de destrezas y habilidades, actitudes y valores, que permitan apropiarse de los contenidos fundamentales de las ciencias y de las artes con una perspectiva dinámica y renovada facilitando su adaptación a un mundo en permanente cambio.

 

Propósito
Pretendemos contribuir a la generación de ambientes libres de violencia como el mejor escenario para el crecimiento de los niños /as en edad de cuatro a trece años, especialmente niños y niñas de hogares o sectores en riesgo, así como niños /as  que sufran exclusión por razones físicas, sociales, culturales o religiosas, fomentando la salud emocional de los niños /as, la promoción de la calidad de la relación con los padres y otros adultos significativos, y la reconstrucción de vínculos fundados en la confianza especialmente  aquellos niños /as  que demandan atención en este rango de edad que han sido objeto de maltrato, abandono o provienen de hogares de gran depravación cultural, en estos casos, el trabajo preparatorio se vuelve crucial e imprescindible en la edificación de su personalidad y en el despliegue de sus potencialidades, fortaleciendo las áreas de desarrollo escolar en donde los niños /as y adolescentes que frecuenten nuestros centros presenten mayores complicaciones, para así poder convertirnos en una instancia complementaria de la educación formal que nuestros beneficiarios recibe en sus escuelas y colegios rurales de origen ayudando a fortalecer objetivos transversales de la formación de los niños /as.



 En la misión de San Leonardo Murialdo fueron tres son los sectores en los que San Leonardo desarrolló su actividad: la acogida de los niños y jóvenes pobres y abandonados, así como el movimiento católico. Al inicio de su apostolado él se orientó hacia los niños y jóvenes de las periferias de Turín, aquellos que pasaban todo el día en las calles, sin asistir a la escuela, o aquellos que ya estaban empeñados en el trabajo en negocios y talleres de la ciudad. Un tercer ámbito de trabajo fue el del movimiento católico. En la formación cristiana de los trabajadores, y con la “Obra de los Congresos” trabajando sobre todo en el campo de la prensa popular de orientación cristiana.
Esos son los cimientos y los principios en los cuales  se fundo y partió la vida y experiencia de servicio de la Familia de Murialdo, así también hoy queremos ser una opción que comprenda en esos ámbitos y se viva el carisma de Leonardo Murialdo, en una obra que tiene y debe renovar las promesas de quienes llegaron a este lugar hace 60 años atrás.
En ese contextos los Centros Comunitarios y Oratorios Murialdinos, en el futuro anhelamos ser una ONG reconocida por el estado para estos efectos quiere desarrollar 2 áreas de intervención en el ámbito social de nuestra comunidad, queremos ser apoyo y la oportunidad cierta y sincera de superación de la pobreza y la marginalidad de nuestro entorno, no solo queremos ser el aplacador de conciencia de una comunidad que poco y nada hace por los que menos tienen, sino que queremos ser una opción verdadera de formación y educación cristiana.
Los ámbitos en los cuales queremos intervenir serán dos, el primero de ellos es el de Los Centros Abiertos, siendo este un centro abierto murialdino, es  inspirado en la espiritualidad Murialdina legada por San Leonado Murialdo, quiere ser una opción concreta de formación de personas que se incorporen   comprometidos en nuestra sociedad y en especial con la que los vio nacer y crecer. Escuela de Artes y Oficios, buscando la capacitación y proporcionar a los trabajadores, nuevos o actuales, las habilidades necesarias para desempeñar su trabajo. Con un marcado sello pedagógico murialdino que sea el apoyo necesario para superar la pobreza.
En fin queremos mantener vivo el sueño de Murialdo, porque así como San José, el tenia un sueño y al despertar veía que se hacían realidad, hoy queremos soñar para despertar y ser testigo del carisma de nuestro fundador y del evangelio.

Etapa 01
2000-2002
La Instancia CeCOM comienza en la comunidad de Requínoa el año 2000 por una motivación del consejo provincial, esto fue recogido por el superior de la comunidad de Requínoa en ese periodo, P. Adriano Bellotto Lovat y se comienza a trabajar en tres sectores de la comuna  correspondientes  a la Población El Esfuerzo, El Abra y Sta. Amalia. La persona responsable de encabezar este periodo la instancia es la Sra. Victoria Núñez y se trabaja solo los días miércoles en los respectivos sectores.
En este periodo se es conocida la instancia con el nombre de NAR que corresponde a una sigla propia de la sociedad argentina para referirse a los menores en situación vulnerable y que quiere decir “Niños y Adolescentes en Riesgo”. Las labores que se realizaron fueron principalmente de contención, apoyo escolar y desarrollo de habilidades sean estas deportivas, recreativas y de carácter espiritual. Durante este periodo el financiamiento era netamente cubierto por la Comunidad Religiosa de la Requínoa, se les suministra una colación un día la semana, que consiste en leche y sándwich.
Las personas que desarrollaron labores fueron en su mayoría profesores y alumnos que a través del taller de solidaridad  voluntarios del Liceo San José que dispusieron de su tiempo para apoyar y desarrollar el proyecto. Si bien se reconoce el valor fundamental con que se inicio este proceso si el cual no se estaría hoy presente en la comunidad durante esta etapa se carece de un proyecto educativo o de contención social. La población beneficiaria es significativa y supera los 80 y 90 menores beneficiarios de edades entre 06 y 16 años.


Etapa 02
2003-2006
La instancia aun denominada NAR durante esta etapa esta dirigida por la nuevo superior de la comunidad de Requínoa P. Marcelo Capano y la persona destinada a coordinar esta instancia es la Comunicadora Social Sra. Jessica Valdés. Durante este periodo se amplia la cobertura a cuatro centros, estos corresponden a Sta. Amalia, El Abra, El Esfuerzo y Chumaco aun se trabaja algunos días a la semana es decir no es continuado de lunes a viernes sino que solo se realiza una labor asistencia algunos días. El equipo esta conformado por 04 monitores, estos se desempeñan en los centros antes mencionados.
La población beneficiaria esta alrededor de 60 y 70 menores de edades que van desde los 06 a 17 años en su mayoría vulnerables y alumnos del sistema publico, aunque se reconoce la presencia de algunos alumnos del sistema publico, aunque se reconocen la presencia de algunos alumnos del Liceo San José. Durante este periodo los excedentes de material y guías del Liceo San José encuentran en los NAR una utilidad y se les da un uso permanente a estos recursos.
Si bien durante este periodo aumenta la cobertura y se cuenta con nuevos materiales, se carece de un proyecto educativo o de contención social, aun así se reconoce el valor fundamental de este proceso sin el cual no se estaría hoy presente en la comunidad, y seria imposible desarrollar proyectos posteriores.
En este periodo las mayor parte de las personas relacionadas con la instancia están contratadas por la Congregación de los Josefinos de Murialdo, para desarrollar sus funciones y son monitores no necesariamente relacionados con el área en cuestión. El ultimo año de este periodo, el 2006 la dirección es asumida por el P. Sergio Ríos C. quien durante este año inicia un proceso constante y sistemático de cambio en la infraestructura del Centro de Sta. Amalia, así como en sus horarios, por primera vez, se trabaja de manera constante de lunes a viernes en los cuatro Centros y se realizan por primera vez las Colonias de Verano, destinadas solo a NAR.


Etapa 03
2007-2010
Durante los dos primeros años de esta etapa, es decir 2003 y 2004 esta instancia se continúa denominado NAR y en los dos posteriores se comienza a utilizar paulatinamente CeCOM, Centros Comunitarios y Oratorios Murialdinos.
El Director de la comunidad religiosa y por ende de la obra murialdina en Requínoa es el P. Roberto Cogato quien designa de forma indefinida responsable de la instancia CeCOM al P. Sergio Ríos y este nombra y confía la coordinación de esta instancia a su nuevo Coordinador Social Eduardo Barrios Landaeta quien hasta esa fecha se desempeñaba como secretario de la pastoral escolar del Liceo San José.
Productos de nuevos responsables se llevan a cabo una serie de cambios en la forma y en fondo de los CeCOM. Se realizan cambios en el horario de atención de nuestros Centros Abiertos, se comienza a llevar un registro de cada actividad a realizar, se crea un proyecto educativo que funciona sobre la base de programas y talleres de contención y formación social, se comienza con un aporte de privados y socios. En lo que se refiere a la infraestructura  se construye un nuevo centro ene l sector de Sta. Amalia y se realizan reparaciones en los centros de el Esfuerzo y El Abra, siendo los de este ultimo los mas difíciles de mantener ene l tiempo y los mas afectados en por el terremoto de febrero del 2010. Los Centros adquieren durante este periodo un nombre para provocar el cambio de NAR a CeCOM:
Sta. Amalia: Centro Eugenio Reffo.
El Abra: Centro Teresa Rho.
El Esfuerzo: Centro Nadino.
Chumaco: Centro San José.
Se realiza un proceso de inscripción que considera como beneficiarios a los menores desde los 04 años a los 13 años, lo que en un inicio llamo a la baja pero con el tiempo la inscripción en 80 menores inscritos con una asistencia promedio de 50 a 60 menores aprox. Se comienza con un proceso de elaboración de material propio para los centros y se comienza un proceso de planificación de todas las actividades que se realizan en los centros. Se comienza una etapa de dar a conocer e interiorizar a las distintas instancias de la comuna, entiéndase por estos Municipalidad, Servicio de Salud, Carabineros de los que hace y se denomina CeCOM.
Se cuenta con un equipo de trabajo que en su mayoría ha estudiado carreras del área social o de la educación, lo que permite desarrollar mejor las tareas, metas y compromiso de que proponen al inicio del proceso. Por primera vez se cuanta con un aporte mensual estable de socios, personas profesionales y no profesionales, trabajadores del Liceo San José que sirven para costear las colaciones de tres días a la semana.
Se desarrollaron en un principio solo para beneficiar a los menores del CeCOM las Colonias de Verano que posteriormente pasaron a ser responsabilidad de la Pastoral Escolar y Parroquial Murialdina y termina beneficiando a todos los menores de la comunidad y ya no solo a los de las instancias CeCOM durante el mes de enero.
Se desarrollaron manuales de procedimiento para todas las actividades que se presentan en el desarrollo del proyecto, de instaura un reglamento de convivencia para los menores así también se estructuran las áreas de donación y aporte de privados. Se comienzan a recibir aportes de los alumnos y sus familias cada sábado a través de una donación presentada como ofrenda en cada eucaristía por curso. Se realizan talleres de prevención de responsabilidad de servicio psicosocial del servicio de salud de la comuna.
A esto se suma el aporte del FOSIS en un proyecto de 1 millón 800 mil pesos para materiales otorgados el 2009, como la realización de la colecta anual que significan un desarrollo en las actividades ya tradicionales y permanentes. En febrero del 2010 el Coordinador Social Eduardo Barrios Landaeta deja sus rol y en sus remplazo asume Claudio Ahumada por un periodo de cuatro meses regresando y retomando sus labores quien lo había antecedido.
En octubre del 2010 se lleva a cabo el Foro Social CeCOM de la Familia de Murialdo, convocando a educadores sociales de toda la provincia Argentino/Chilena esta actividad considero foro paneles, trabajos grupales y talleres por comunidad o zona, teniendo una muy positiva evaluación de los participantes que superaron los 80 inscritos de Mendoza, Buenos Aires, Salta, La Reina, Calera y Requínoa.
En diciembre del 2010, los trabajadores del la Viña Santa Rita, realizan una actividad para todos los menores beneficiarios de CeCOM siendo esto totalmente gratis para nuestros menores beneficiarios.
En enero del 2011 se realiza un convenio con la Universidad  Tecnológica de Chile INACAP, para que sus alumnos de Trabajo Social realicen sus prácticas en nuestros Centros Abiertos y de esta forma aporten en la mejora del servicio.

 

 

 

 

 

Familia de Murialdo
Caupolicán 109, Requínoa, Sexta Región de O´Higgins
Casilla 59 Fonofax (56) 72-551211 - 551075